Paths of Excellence

Paths of Excellence

Caminos de la Excelencia

¿Qué tienen en común Etson, un joven peruano del Valle del Colca, y Edwin, que trabaja como chef en el sur de Bolivia? ¿Qué une a Fernando, que en Chile recoge un solicitadísimo marisco, el loco, con Saleheddine, que cultiva sus campos en la reserva de la Biosfera del norte de Marruecos?

Todos ellos se han comprometido para superar un gran reto: garantizar en sus países un desarrollo sostenible y socialmente inclusivo basado en la puesta en valor de la diversidad biológica y cultural. Todos ellos creen en el valor del patrimonio natural y cultural que identifica a su tierra, su historia, su modo de vivir, que es el resultado de una interacción milenaria con la naturaleza, las migraciones, la superposición e integración de personas, productos, costumbres, creencias. Todos ellos quieren preservar y conservar esta identidad, pero ante todo ponerla en valor. Quieren transformar esa singularidad originada por la diversidad en un recurso económico y social.

También Regina, que promueve la gastronomía social en Río de Janeiro, y Pavlos, cuya familia produce un aceite de oliva de altísima calidad en las colinas de Tracia desde hace siglos, tienen los mismos objetivos. Todos ellos, agricultores, pescadores, cocineros, gastrónomos, jóvenes líderes o representantes de organizaciones locales, han emprendido una ambiciosa trayectoria de innovación que trascurre entre el desarrollo territorial y la difusión de unas justas condiciones de trabajo, y todos son protagonistas de un proyecto piloto de Slow Food y del Programa Desarrollo Territorial Rural con Identidad Cultural del RIMISP –Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural- “Las Rutas de la Excelencia, un viaje por territorios a través de sus productos y sus protagonistas”: así se llama este proyecto realizado con el apoyo de Slow Food y de la Fundación Ford, que será presentado en el Salone del Gusto y Terra Madre con una muestra itinerante que tienen a la ciudad de Turín como su primera etapa.

Desde la América Latina hasta el África del Norte y Europa, se presentarán 12 diferentes territorios, caracterizados con frecuencia por unas extendidas condiciones de desigualdad y marginación tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo. El público se podrá encontrar con los protagonistas de la tradición agroalimentaria y cultural de cada área, degustar sus productos de excelencia y vivir un auténtico viaje de descubrimiento a través de imágenes, sensaciones y sabores.

Del 25 al 29 de octubre, la gente que vive y trabaja en aquellos territorios compartirá con el público y los productores del Salone del Gusto y Terra Madre la belleza de su tierra y la riqueza de una cultura de la que con frecuencia es inconscientemente portadora.

DoDesign-s Design & Marketing
Log in »